Las siete vidas de una caja de zapatos

Hacía tiempo que mi hija me había pedido una caja para guardar sus cosas, con la condición de que fuese "de Hello Kitty".
Me puse manos a la obra con una caja de zapatos, papel de regalo, cola blanca, y una brocha para extenderla. Así es cómo quedó:
Ésta otra la forré por el papel, que me gustó tanto, para conservarlo:
 

 
Y ésta es de puros, que tiene el tamaño perfecto para guardar pequeños tesoros:
Espero que dentro de poco pueda mostraros mi última creación, otro flechazo con un papel de regalo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario