Marcos de Ikea reciclados con servilletas

Hoy es un día muy especial para mí. Para mí y para mi familia, porque hoy mi hija cumple cuatro años. Por eso le dedico esta entrada, porque es el motor y la inspiración de este blog. Todas las cosas que hago, son para ella.
Esta tarde lo celebramos en casa los tres, con una tarta y regalos. Mi primer regalo son dos marcos que le había prometido hace unas cuantas entradas.
Utilicé nuevamente los del modelo Nittja, en color blanco, de 18x13, y repetí la técnica de la servilleta. Utilicé la misma base para los dos; al primero le añadí las cuentas de madera que tanto le habían gustado a mi cumpleañera, y así quedó:
Los dibujos de este segundo los recorté de otra servilleta y los pegué tal y como mi hija me indicó, que para eso es una artista. Para unificarlo, una vez seco, le dí una mano de cola al conjunto. Así se ve después de todo el proceso:
A mi hija le han encantado. Ahora quiere que le haga otros, pero diferentes. No tengo ni idea a qué se refiere. Ella parece que sí, y me dice, con un tono que denota que está utilizando toda su paciencia conmigo, que quiere que sean como éstos, pero sin ser éstos.
De momento me voy para la cocina, que todavía tengo que hacer una tarta de chocolate, e inventarme una corona de cumpleaños con muuuuucha purpurina. No sé si agradecerle que tenga las cosas tan claras, o tirarme de los pelos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario