Juguete para bebé con bote reciclado

Los juguetes que más éxito tienen entre los bebés son los más simples. Nosotros lo comprobamos cuando le compramos un juguete (carísimo) a nuestra hija para sus primeros Reyes, con poco más de seis meses. 
Era un cubo que venía en una caja de cartón, que tenía un lateral de plástico con un agujero para poder tocarlo.
No os lo creeréis, pero el cubo se quedó nuevo porque la niña estuvo un año entero jugando ¡¡Con la caja del juguete!! Se pasaba el tiempo metiendo y sacando cosas por aquel agujero. Tanto es así, que tuvimos que acabar reforzando el cartón con celo, porque se caía a trozos. Y de tirarlo a la basura, ni hablar.

Así que hoy os traigo un juguete para bebés que les tendrá entretenidos un buen rato, les ayudará a trabajar la motricidad fina, y os saldrá casi gratis, porque es reciclado. La idea la saqué de aquí y de aquí.

Para fabricarlo, necesitaréis un bote metálico con tapa, y tapas de zumos o potitos. Hacéis una ranura en la tapa del bote por la que quepan las tapas pequeñas, y ya lo tenéis: el bote-hucha.
Os garantizo que a los niños les encantará, uno, meter las tapas por la ranura, y dos, el ruido metálico que producen al caer en el fondo del bote.




Yo sigo con este gripazo-catarrazo-loqueseaqueesesto. Pasad buen fin de semana, y a ver si el lunes me encuentro mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario