Para tenerlo siempre a mano

Ya sé que el título del post de hoy no da ninguna pista. Pero si os digo que nueve de cada diez dentistas recomiendan tenerlo siempre cerca, seguro que ahora caéis.

Pensando en la oficina, o cualquier circunstancia que nos obligue a comer fuera de casa, hice estas dos fundas. La particularidad que tienen es que son a la medida del cepillo y la pasta, pero los de tamaño normal, no las miniaturas que hay a la venta para estos menesteres.

En este caben las dos cosas justas, justas:




Éste lo hice un poco mayor, por si hay que añadir la seda dental, por ejemplo:





Son muy sencillos de hacer, y lo mejor de todo, es que los podéis personalizar al tamaño que necesitéis. Y si no se os da bien la costura, no tenéis tiempo, o lo que sea, pues me lo pedís, y os lo hago yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada