Mochila con un paño de Ikea (I)

Eso fue lo que se me ocurrió la última vez que tuvimos que dar la vuelta con el coche a buscar la osita de peluche que mi hija había olvidado en casa de los abuelos. Y suerte que sólo estábamos a un kilómetro. Si no, todavía nos estarían pitando los oídos de la voz que nos mete su padre. Con razón, además.

Teníamos que encontrar la forma de que ella se hiciera cargo de las cosas que desplaza cuando salimos de casa. Bien sea para unas horas o para unos días, hay veces que parece que estamos haciendo una mudanza. El caso es que a la vuelta, siempre oímos la misma pregunta de marras. "¿Dónde estáaaaa miiii...?"

Así que le hice una mochila a su medida, ligera, que ocupa poco espacio doblada, y con un bonito dibujo. Cada vez que salgamos a algún sitio, podrá llevar en ella lo que quiera, con la condición de que lo que sale en la mochila, tiene que volver en el mismo sitio.
Ella decide lo que se lleva (no mucho, no hay espacio para más), y ella misma se hace responsable de meterlo para la vuelta.

La tela que utilicé es un paño de cocina de Ikea. Va a llevar mucho trote, así que lo mejor es que  lave bien y seque rápido. La estructura me la cosió mi madre a máquina, pero es sencillo. Se trata de doblar la tela haciendo un saco y coser por los lados. En la parte de arriba se pone un cordón para abrir y cerrar la "boca", y se engancha en las dos esquinas de abajo, como se muestra:


El dibujo lo tenía en la cabeza desde hacía algún tiempo, y después de coserlo, se me ocurrió contarle a mi hija que representa las casas donde solemos ir (abuelos, amigos), para recordarle que no puede olvidar nada suyo en ellas. Otra cosa fue explicarle por qué no se parecen a las de verdad...


Hasta ahora está funcionando. Cuando salimos y pregunta por algún juguete, le contestamos si se acordó de meterlo en la mochila. No hace falta más. Y para el regreso, con preguntar si la mochila está completa, es suficiente.
De momento, hemos conseguido que haya paz en el coche. A ver lo que nos dura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario