Haz una casa para pájaros con un cartón de leche

En febrero, busca el pájaro su compañero.
En marzo es nialarzo.
En abril, hueveril.
En mayo, pitayo.
Entre junio y julio, abren las alas y marchan por el mundo.
En agosto, al padre ya no lo conozco.

Según este refrán, con la manualidad de hoy llegamos tarde. Hasta que vuelva el marzo nialarzo, estas casitas para pájaros pueden servir de adorno en el jardín, o en una habitación.

Las he hecho reciclando un cartón de leche. Lo he cortado por la mitad, y como base, le he puesto la suya propia. El proceso se ve en las fotos:



Para el tejado, he aprovechado la forma de la parte superior. Además, he tapado el agujero que queda al quitar el tapón, y he hecho uno nuevo para que entre y salga el inquilino de turno. Una de las casitas la he forrado con tela, y así ha quedado:


La otra, con papel:


 En la red hay muchos ejemplos de casitas unifamiliares. ¿Os gusta ésta? Aquí tenéis el tutorial:


Otro tutorial, esta vez, para hacer una lámpara de pajarera. Me da una ternura tremenda que cuando miras por el agujerito, ves el pajarín.


Cuando veo la imagen de esta pared, me la imagino en una casa en un patio andaluz, con la alegre luz del sol entrando por un balcón...


Aquí van dos propuestas que se adaptan a todos los bolsillos: la casa de planta y piso, ideal para aquellas familias que necesitan tener cada uno su espacio:


Y el apartamento, pensado para las parejas que se van a embarcar en una aventura juntos:



Una idea que voy a probar: hacer una casita con una caja de zapatos, retales de tela, y puntilla:

Otra hecha reciclando cajas de zapatos, esta vez, para tener un recuerdo de aquellas donde venían los zapatos de la niña. Yo haría lo mismo.


Y por último, una casa que no es una casa propiamente dicha, sino una percha, pero es tan bonita, que merece estar en esta selección:


¡Ojalá fuese tan sencillo y barato conseguir un hogar para las personas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario