Corazón en flor

El verano no acaba de llegar. Hay días en que el sol luce y apreta con ganas, pero otros, como hoy, se esconde detrás de unas nubes tristes y sucias de agua. Esto es como vivir en una primavera intermitente. Así, no es de extrañar que los corazones sigan locos y florezcan en los sitios más inverosímiles. Hoy me he encontrado dos en una camiseta:




¡Nos vemos mañana!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada