Haz vacas con higos

¿Alguna vez habéis hecho animales con higos? Yo de pequeña un montón. Era tan sencillo como clavar unos palitos en la fruta para hacer las patas y el rabo e imaginarse que eran los habitantes de nuestra granja. También les hacíamos las orejas con hojas y las crines y la cola de los caballos con hierbas.

Ayer enseñé a mi hija cómo hacerlos y se nos pasó la tarde en un plis clavando patas y coloreando ojos, hocicos, cuernos, rabos y hasta pezuñas. Les pusimos nombre, inventamos cualidades para cada una de ellas, las llevamos a pastar al mantel verde de cuadros y a beber en un fontán de tapón de botella.

En la siguiente secuencia de fotos se ve el proceso de clavar palillos y añadirles los complementos en papel para darles más realismo.


Os presentamos nuestra granja:




La del lazo en los cuernos y el corazón en el rabo es la Bonita, la de mi hija. La de las pezuñas es la Galana, la mía. ¡Quién podía imaginarse que algo tan simple nos iba a dar tanto juego!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada