Cocinita para muñecas

Hola a todos, ya os habréis dado cuenta de que empieza la época en que se me acumula el trabajo dentro y fuera de casa, y no me llega el tiempo para nada.
Voy a intentar publicar una vez a la semana, por lo menos hasta que pase Reyes. A ver cómo llego.

Pero lo importante es que a hoy llego, y lo hago con una manualidad que tuvo entretenida a mi hija (y a mí con ella, para qué engañarnos) dos tardes la semana pasada.
Es una cocina para muñecas que compré en Tiger:
Es de un material parecido al cartón, pero más flexible. He mirado la caja de arriba a abajo, pero no pone de qué está hecha. Sólo os puedo decir que es blando, agradable al tacto, y no rompe fácilmente.
Dentro de la caja vienen las paredes, el suelo y el mobiliario, listo para montar:
 
Está todo troquelado, así que para desprender cada elemento sólo tienes que presionar:
 
 
Los elementos son muy fáciles de montar, porque utiliza la técnica de cola de milano (creo que ese es el nombre que me dijo mi marido, pero lo mismo me lo estoy inventando), con lo que todo se monta a base de encajar unas partes con otras, en lugar de utilizar pegamento:
 
Y es muy fácil de montar, de hecho mi hija hizo casi todo el trabajo ella. Yo sólo intervine cuando se ponía de los nervios porque algo no le acababa de encajar, pero cogen a la primera por dónde hay que doblar, y cuáles son las partes que encajan unas con otras. Yo tenía mis dudas al ver que las piezas eran tan pequeñas, pero me sorprendió la habilidad con que lo manejaba. Se ve que yo seguía con la imagen de aquellos dedinos regordetes y torpes...
A mí me encantó porque no le falta detalle a nada, en el horno hay una pizza y un perrito caliente, en la nevera hay alimentos, el fregadero tiene cacharros en la pila, la mesa está puesta con platos y comida, y todo:
 
Cuando la acabas queda muy bonita, no le falta detalle:
Es que hasta los cajones de la encimera se sacan. Y el microondas tiene comida dentro haciéndose:
Me encantan las sillas:
  La puerta y la ventana se abren y se cierran:
¿Veis lo que os decía del fregadero?
 La cocina me tiene enamorada, es que hasta campana extractora le han puesto:
 Y esa nevera, con imanes y notas pegadas:
Yo disfruté como una enana viendo a la mía montarla, y el resultado es espectacular, no le hacen justicia los cuatro euros que me costó.
La siguiente es la habitación. Tengo que mirar a ver si tienen más estancias, porque con el tiempo que está viniendo, nos va a dar tiempo a montar una urbanización. Y es la candidata número uno para regalos estas Navidades.
Nos vemos la semana que viene. ¡Pasadlo bien!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada