Viste un cubertero con una puntilla

Hacía tiempo que venía mirando torcido al cesto que tengo por cubertero. Quería cambiarlo pero no quería comprar uno nuevo porque este es muy recogidito y me deja sitio en el cajón para otras cosas.

Pero lo quería diferente porque después de tantos años me cansé de verle la misma cara a todas horas. Así que le pedí ayuda a mi madre para que me hiciese la funda con una tela y yo le añadí la puntilla y los botones:
Esta era la base de la que partía y como os decía no era feo ni estaba estropeado. Además el mimbre es de mis preferidos:
Casi me gustaba más como estaba antes porque es muy natural pero me tenía cansada y además las hojas de los cuchillos se colaban entre los mimbres.
 Lo bueno es que cuando me canse de esto vuelve a pasar por quirófano y le hago otra cosa diferente.

¡Pasad un feliz miércoles!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada