Camiseta con jaula, pajarita y corazón

Este fin de semana estuvimos de cumpleaños, Elena se hace mayor a toda velocidad y en su tarta es el primer año que ponen dos velas. Mientras que están en una cifra parece que no crecen, que siguen siendo niños pequeños, pero el paso a las dos cifras impone, siguen siendo niños pero ya no son pequeños. Yo creo que me está dando alguna especie de crisis de madurez, porque últimamente pienso mucho sobre esto. A saber.
Lo que os decía, que uno de los regalos que le llevamos fue esta camiseta de una pajarita que abandona una jaula donde se queda su corazón. No sabemos si es por elección propia o porque la han obligado las circunstancias, pero el caso es que ella levanta el vuelo, aparentemente feliz y ahí queda el corazoncito.
Se ve que la pájara es de buena familia, porque la jaula está colgada de un collar de bolas de cuarzo rosa. 

Se va tan tranquila, sin siquiera mirar atrás.
Y ahí se queda el corazón, solo en su jaula de diseño, pero en una jaula al fin y al cabo.
A saber qué irá pensando.

 
¿Veis lo que os decía del collar?
La jaula eso sí, es preciosa.
 
Aunque a veces ni la jaula más bella es suficiente para apresar un espíritu libre.
¡Que tengáis un feliz lunes!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada