Los 7 regalos que mi yo de niña habría querido recibir en su Primera Comunión


Este año es el Año de la Comunión con mayúsculas. De la #laniña y de varios hijos de amigos, así que he empezado a mirar regalos tanto para dar como para sugerir cuando me preguntan qué le puede gustar a ella.

Estoy buscando cosas que sean bonitas y útiles y si encima puedo añadir el extra de originales, mejor.

Para que no les pase como a mí, que gané tantos juegos de escritorio (si eres de la generación EGB seguro que te acuerdas, aquellos que tenían unas bolas blancas donde sólo podías meter un boli) que parecía que iba a montar un bufete de abogados.

Y mientras yo lampando por una Nancy Primera Comunión que desgraciadamente nunca llegó.

Vivir en el #pueblitobueno era lo que tenía, que todos los vecinos te regalaban y todos compraban en casa de Mercedes la ferrotera y de Nieves la droguera.



Si estás buscando un regalo para un/a niño/a que va a hacer la Primera Comunión y un/a amable dependiente/a te enseña algo que dice se está vendiendo muy bien, sólo te pido que te acuerdes de mí y de mis juegos de escritorio.


Y que de paso le eches un ojo a esta lista con los 7 regalos que a mi yo de niña le habría gustado recibir en su lugar:

7-ideas-regalos-primera-comunion



1. Una vajilla buena y bonita:

¿A qué niño/a no le gustaría comer con el Principito o con los personajes del Libro de la Selva? Yo habría matado por ellas. La vajilla de duralex hoy nos parece adorable pero en esos años hasta las croquetas que nos hacían las madres se veían tristes en aquellos platos coloreados.
 
Estas las encuentras en Baobab Cuisine Gijón y son de porcelana y acero inoxidable.

Y una noticia que te alegrará el día: tienes un 10% DE DESCUENTO por ser lector de Pica Pecosa. Así, sin más. Dices que vas de mi parte y te llevas un descuentito para tu bolsillo:
regalos-primera-comunion-baobab-cuisine-gijon-vajilla-principito
regalos-primera-comunion-baobab-cuisine-gijon-vajilla-libro-selva


2. Una lamparita quitamiedos:

En el campo por la noche todo eran ruidos y por muy acostumbrada que estuvieses, había ocasiones en que te desvelaban. Encamarte con los padres no era una opción porque no entendían que tuvieses miedo de un búho ululando, de los pasitos apresurados de los ratones en el desván o del viento moviendo las ramas de los árboles.

Lo que habría dado yo por poder abrir los ojos y ver una luz amiga que me ayudase a volver a dormir.

Como la de estas lamparitas quitamiedos de Vintastic Shop, que funcionan a pilas y son todas preciosas y amorosas:
regalos-primera-comunion-vintastic-shop-lamparitas-quitamiedos
También habría servido una estrella luminosa:
regalos-primera-comunion-vintastic-shop-estrella-luminosa

O mi inicial. O mejor, mi nombre completo:
regalos-primera-comunion-vintastic-shop-letra-luminosa

Puestos a pedir, incluso una caja de luz, como esta de Oui-Oui, en la que habría escrito un mensaje que sólo yo entendería:
 regalos-primera-comunion-oui-oui-caja-luz 
3. Algo para las paredes de la habitación:

No se trataría de descolgar el cuadro del Ángel de la Guarda que salva a los niños de caer en un agujero o de cruzar por un puente roto, pero habría estado bien darle un poco de vidilla a las paredes con algo menos aburrido, como estas banderolas de To The Wild que además se pueden personalizar con el mensaje que quieras:

regalos-primera-comunion-to-the-wild-banderolas

O estos banners con siluetas de animales salvajes, muy apropiados para el entorno natural:

regalos-primera-comunion-to-the-wild-banners-animales-salvajes

¿Y este manifiesto que anima a los/as niños/as a mantenerse salvajes? Toda una declaración de intenciones, también de la misma tienda:

regalos-primera-comunion-to-the-wild-lamina-manifiesto-wild-child

Para dar color, un cuadro de Project Party Studio, como estos de animales (aunque habría sufrido escogiendo entre todos los que hay en la tienda): 

regalos-primera-comunion-project-party-studio-cuadro-animales

¿Y poner tu nombre en la pared? Pero guapo, con un vinilo que además puedes montar como quieras y cambiarlo de sitio si te cansas de verlo siempre en el mismo lado.

Los de Decohappy molan para niños:

regalos-primera-comunion-decohappy-vinilo-nombre-niño


Y para niñas, aunque ya se sabe que sobre gustos no hay nada escrito y cada cual puede escoger el que más le guste:

regalos-primera-comunion-decohappy-vinilo-nombre-niña


Reconozco que no soy muy de fútbol. Imagino que ver los partidos de solteros/as contra casados/as en las fiestas del pueblo habrá influido, pero esta lámina de tu equipo de Cuestión de Tiempo quedaría bien:


regalos-primera-comunion-cuestion-tiempo-lamina-equipo-futbol 

Lo mismo puedo decir de la película, de hecho no recuerdo haber jugado nunca a La Guerra de las Galaxias. Pero esta lámina personalizable también de Cuestión de Tiempo molaría haberla puesto encima del cabecero de la cama, sólo por oír qué habría dicho mi abuela:


regalos-primera-comunion-cuestion-tiempo-lamina-darth-vader
 
Igual que esta cabeza de unicornio de peluche de Oui-Oui. La cara de mi madre habría sido un poema:
regalos-primera-comunion-oui-oui-cabeza-unicornio-peluche

Muy originales las puertas del Ratoncito Pérez de Oui-Oui. Puedes ponerlas en cualquier sitio, no sólo en el suelo y además traen complementos para hacerlas más realistas.

Les dicen a las madres de esa época que en lugar de perseguir a escobazos a esos marrrditos roedores les ibas a poner una puerta, y acaban arreándote uno a ti:
regalos-primera-comunion-oui-oui-puerta-ratoncito-perez
Y la mejor idea que he visto para tener localizados los calcetines desparejados, también de Oui-Oui: una percha donde colgarlos hasta que aparezca el compañero.

O hasta que pase un tiempo prudencial que indique que o se lo ha comido la lavadora o se lo ha llevado una mamá gata o una mamá zorrita para hacer un nido para su camada:
regalos-primera-comunion-oui-oui-percha-calcetines-desparejados 
4. Cosas chachis para jugar:

De aquella en el #pueblitobueno tenías que tirar de imaginación para casi todo y jugar no era una excepción. Lo cuento aquí, era una vida práctica en la que tenías más probabilidades de que los Reyes Magos te trajesen una muda nueva que un juguete.
 
Empezaría pidiendo un tipi. Eso sí que habría sido la bomba cuando jugábamos a indios y vaqueros. Seguro que entonces todos se pelearían por ser indios, y eso que les tocaba perder siempre porque eran los malos.

De los muchos que puedes escoger en To The Wild, yo me quedaría con el modelo Koda, hecho con tela vaquera (más apropiado imposible) y que además puede transformarse en un burrito (de los de colgar la ropa, no los de montar):

regalos-primera-comunion-to-the-wild-tipi-tienda-india

Y para que los vaqueros no se pusiesen pesados porque ellos no tenían algo así de guay, podrían asolar nuestro poblado indio a lomos de un precioso ciervo. Vale que no es un caballo, pero lo pasamos por alto porque es así de cuqui:

regalos-primera-comunion-to-the-wild-cabeza-ciervo-palo

Otra cosa que habría estado genial es una cometa. Con el aire de las castañas que soplaba en otoño podríamos haber hecho volar las que quisiéramos.

Servirían clásicas, como esta de Eurekakids:

 regalos-primera-comunion-eurekakids-cometa
 
O esta de Smallable:
regalos-primera-comunion-smallable-cometa


¿Y esta de ala delta también de Smallable?
regalos-primera-comunion-smallable-cometa
Y para los días de lluvia, que en Asturias tenemos de sobra, un juego de mesa. Aleluya hermano, hay vida más allá del parchís y el cinquillo.

El Dobble es igual de fácil de jugar, pero muchísimo más dinámico y entretenido. Nosotros lo probamos y sólo te digo que no puedes parar de enganchar una partida detrás de otra. Y es apto para todas las edades, sólo necesitas buena vista y una mano rápida.

Lo hay en grandes jugueterías, pero donde lo he visto con mejor precio es en Fnac:
regalos-primera-comunion-fnac-juego-mesa-dobble
Un disfraz. El vestido de novia de mi madre quedó destrozado de tantas veces que me lo puse para jugar a las princesas. Me habría encantado poder salir a la calle y que todos admirasen mi transformación, pero eso era exponerse a matarme por aquellos caminos sembrados de piedras con un kilómetro de tul enredándose en los pies.

Este de Bel and Soph de princesa habría sido perfecto:

regalos-primera-comunion-bel-and-soph-disfraz-princesa

O este de bailarina vintage, que hasta trae una varita de estrella:

regalos-primera-comunion-bel-and-soph-disfraz-bailarina

Una casita de muñecas. Esta de This is Kool sería perfecta, hecha de un material tan ecológico como el cartón y que puedes pintar y personalizar a tu gusto:

regalos-primera-comunion-this-is-karton-casita-muñecas


5. Complementos para la bici:

Tener caminos llenos de piedras y de baches y estar en medio de la montaña no eran obstáculos para andar en bicicleta. Sabías dónde estaban los más gordos, los nuevos los sufrías en tus huesos y las cuestas las subías pensando que la bajada la harías sin poner los pies en los pedales.

Cómo habría fardado llevando un casco como los de Smallable. El de tiburón haría apartarse a la gente a mi paso:

regalos-primera-comunion-smallable-casco-bici-tiburon

Y el de leopardo se vería a kilómetros:


regalos-primera-comunion-smallable-casco-bici-leopardo

Los antirrobos no serían necesarios porque ¿Quién te robaría la bici en un pueblo, si total ibas a acabar viéndolo/a con ella? Pero quedarían chulos enganchados en el portapaquetes, haciendo juego con el casco.

El de tiburón
regalos-primera-comunion-smallable-antirrobo-bici-tiburon 
El de leopardo:
regalos-primera-comunion-smallable-antirrobo-bici-leopardo
Lo que sí sería súper útil es esta bolsa para el manillar, también de Smallable. Para llevar la merienda y guardar todas las cosas interesantes que te puedes encontrar mientras andas por ahí:

regalos-primera-comunion-smallable-bolsa-bici-manillar

6. Cosas para la escuela:

Lo bueno que tenía el #pueblitobueno es que sólo había una escuela. Eso significaba que compartías aula y maestra con todos los niños del pueblo. Un poco para volverse locos, pero funcionaba.

También hacía que intentases colaborar para mejorarla en lo que podías. Las madres se turnaban para limpiarla, los padres echaban una mano cuando había que hacer algún arreglo y nosotros nos apuntábamos a todos los concursos que salían para conseguir libros y cualquier otro material.

Así que para mi Comunión no habría dejado de pedir cosas que pudiésemos utilizar en ella. 

Lo primero, ponerla bonita con unas láminas. Colgaría este póster Animalario de Project Party Studio:

regalos-primera-comunion-project-party-studio-poster-animalario

Esta lámina mapamundi de To The Wild:

regalos-primera-comunion-to-the-wild-lamina-mapamundi
 
Y este mapamundi magnético de madera de Smallable:
regalos-primera-comunion-smallable-mapamundi-magnetico
¿No sería genial aprender las letras con el vinilo con el abecedario de animales felices de Decohappy?

regalos-primera-comunion-decohappy-vinilo-abecedario-animales

Desterraría aquellos cansinos almanaques con fotografías de paisajes o de animales domésticos y los cambiaría por un precioso calendario perpetuo de madera, como este de Vintastic Shop, en color crema o en mint:
 regalos-primera-comunion-vintastic-shop-calendario-perpetuo-mesa
Para aprender sobre las plantas y cómo cuidarlas, el kit de iniciación al cultivo para niños de La Caja de Semillas iría fenomenal:

regalos-primera-comunion-la-caja-semillas-kit-huerto-urbano

 Lo mismo que el kit "Mi primer huerto" de Farmtástico:
regalos-primera-comunion-farmtastico-kit-huerto-urbano

Incluso este semillero con tapa de Ikea vendría bien:
regalos-primera-comunion-ikea-semillero
Para seguir aprendiendo a través de la práctica, este juego del ciclo del agua de Smallable:

regalos-primera-comunion-smallable-juego-ciclo-agua

Las clases de manuales eran muy entretenidas, así que cosas como estas estarían en la misma línea. Un kit para hacer tu propia libreta DIY, de Fábrica de Texturas:

 regalos-primera-comunion-fabrica-texturas-kit-encuadernacion-diy

Este kit para construir tu propio dinosaurio que se mueve con energía solar de Smallable habría causado sensación:
regalos-primera-comunion-smallable-robot-dinosaurio-energia-solar


Lo que podríamos hacer con sellos: marcar libros, collages, composiciones... Los de Project Party Studio habrían sido ideales:

regalos-primera-comunion-project-party-studio-sellos

Otro kit, este con todo lo necesario para construir un carrusel con caballos, de Smallable
regalos-primera-comunion-smallable-carrusel-papel-diy
Y de la misma tienda, un kit para crear tu propio velociraptor. Qué tiempos de clases de marquetería con sierras de hilo:
regalos-primera-comunion-smallable-dinosaurio-madera-diy
7. Para mantener a salvo la merienda:

En el #pueblitobueno se merendaba en la calle. Los bocadillos más habituales eran de chocolate (de aquel que venía en barras gordas como puños), de manteca con azúcar y de chorizo. El colesterol no estaba ni se le esperaba porque quemabas hasta la última caloría.

Lo bueno de comer fuera de casa era que si no acababas el tuyo, se lo dabas a otro/a que hubiese quedado con hambre o se lo echabas al primer perro que pasase.

Habría molado tener un set de picnic como este de Rusty the Fox, de Jomamikids:
regalos-primera-comunion-jomamikids-kit-picnic-porta-merienda
O el de Caperucita Roja, súper completo con una mochila y una bolsa neverita:

 regalos-primera-comunion-jomamikids-kit-picnic-porta-merienda

¿Y este de animales, también de Jomamikids

regalos-primera-comunion-jomamikids-kit-picnic-porta-merienda


Hasta aquí llegaría la lista de regalos que habría pedido mi yo de niña para su Primera Comunión. 
 
¿Añadirías o quitarías alguno? ¿Cuál fue el regalo estrella en la tuya?
 
 
Antes de empezar el post pensaba que los niños de hoy en día son los más afortunados porque tienen tooodas las opciones a su alcance, pero ya no estoy tan segura. 

Ni de lejos llegábamos a toda esa cantidad de cosas materiales y aún así nos divertíamos. Nuestros juegos eran más brutos y raro era el día que no llegabas a casa con un chichón, un raspón en las rodillas o un roto en la ropa, pero sin duda lo pasábamos genial.




2 comentarios:

  1. mola mucho todo, pero cuando eramos niñas no había estas cosas tan molonas...jjj... los cascos son lo más, mi peque tiene uno igual, pero de dragón.... Me ha encantado la mochila para el manillar, para llevar la merienda mola... Y bueno me mola todo, yo se que mi nena elegiría todo lo de los mapa mundis, es muy fan, y él los dinos.... es un loco de los dinos... muy buen recopilatorio, el año que viene volveré a ver si elige algo la peque... saludines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Patry a mí también me gusta todo!

      Los complementos para la bici son súper completos y vienen personalizados, con lo que a ellos/as les gusta ;-D

      Es muy difícil regalar a niños/as hoy en día porque tienen de todo y han visto de todo, así que encontrar algo que les sorprenda y les guste es casi imposible.

      Yo le regalé a mi ahijado la primera bicicleta de montaña que hubo en el #pueblitobueno y es el día de hoy, tantos años después, que todavía se acuerda de lo que la disfrutó.

      Un besazo,
      Sonia

      Eliminar