Cómo reciclar pendientes desparejados

El otro día estuve colocando la caja donde guardo los pendientes y me dí cuenta de que tengo muchos desparejados.
Son de los de tuerca; supongo que se me enganchan y salen disparados o se afloja la tuerca y caen. Sea como sea, el caso es que no me valen para nada porque no los puedo poner. O eso pensaba hasta hoy que se me ocurrió cómo reciclarlos.
Aquí va mi propuesta: ¿Qué os parece convertirlos en botones o en abalorios para pulseras y collares?
Es tan sencillo como doblar el hierrito que se mete en la oreja y voilá, botón o abalario nuevo:
Y no sólo los redondos, esto se puede hacer con cualquier modelo con tal de que tenga por dónde doblar para engancharlo. Mirad cómo quedan de botón:
 Y de abalorio:

¡Larga vida a los pendientes single!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada