Disfraz de conejito, de Caperucita Roja y de Hello Kitty con fieltro y lana


En la última entrada, os traía una selección de disfraces para los pequeños de la casa, DIY, originales, baratos y fáciles de hacer.

Hoy os enseño los que tengo yo en casa, y que periódicamente mi hija saca para ponerse.
El de conejito y el de Caperucita Roja se los hicieron en la guardería. Son unas campeonas, porque tenían humor para hacer (y supongo que seguirán haciendo), los disfraces para todos los niños, junto con las monitoras.

Y luego nos daban unas fotos que eran para morirse de lo monerrísimos que salían nuestros retoños. Son muy, muy sencillos de hacer y los materiales fáciles de conseguir: fieltro, lana y lazos.

Y el resultado, no es porque la modelo sea mi hija, es espectacular de puro sencillos que son.

Este es el de conejito, se lo hicieron el primer año de guarde y queda divino: un cuerpo de fieltro blanco, cortado con ondas en el bajo, un óvalo rosa para la tripita, un pompón de lana rosa en el culete y un lazo con las orejas pegadas en él:

El de Caperucita Roja es del último año de guarde, y es igual de sencillo y vistoso que el anterior: fieltro rojo para la capa y la falda y forro blanco para el delantal:



El de Hello Kitty se lo cosió mi madre el año pasado siguiendo la misma idea que los anteriores: líneas simples y materiales fáciles de trabajar. Es decir, un saco de forro rosa con tres agujeros para sacar la cabeza y los brazos respectivamente y un pompón de lana rosa en el trasero. 

La diadema se la hice yo forrando una que tenía por casa, a la que añadí las orejas hechas con fieltro y un lazo fabricado con un rectángulo de tela roja fruncido por la mitad y relleno de guata para darle un poco de consistencia y volumen:


 ¡Pasa un feliz día y disfruta igual que los más pequeños, ellos sí que saben!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada