Botellín de zumo reciclado con una puntilla

Esta semana la cosa va de botes, el martes os enseñaba este, transformado en bote para bolis, y hoy os traigo un botellín de zumo que hace de florero. Lo guardé en su día porque tenía una forma bonita, y cuando me vino un ramillete de flores secas con el envoltorio de un regalo, pensé que sería el recipiente ideal.

La puntilla me pareció la forma más adecuada de cambiarle la funcionalidad respetando la sencillez de todos los elementos:

 
  Lo tengo en la entrada de casa, y queda muy rico. De sencillo que es, queda precioso. Pasad un feliz fin de semana y nos vemos el lunes.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada