2 soluciones para una cremallera rota

Hoy os traigo un apaño que os puede servir de ayuda si se os rompe el tirador de una cremallera. La idea se me ocurrió hace unos días, cuando mi marido rompió el de un chaquetón:
Es una prenda que pone mucho, y quería llevarla al día siguiente, así que me preguntó si Pica Pecosa podía hacer algo. A mí, que en cuanto me piden que Pica se ponga en acción me emociono toda, me faltó tiempo para lanzarme a revolver entre mis cosas. Necesitaba algo que sustituyese al carro, pero ¿Qué podría enganchar ahí para que cumpliese su función? Pensé en que lo más parecido y que más a mano tenía era un clip de los grandes:
Funcionaba, pero no podía dejarlo así, tenía que taparlo con algo para que no se viese tan cutre. Primero pensé en darle unas cuantas vueltas con un lazo marrón oscuro, pero luego me acordé de un trozo de piel que había venido en la etiqueta de unas botas de Zara, y pensé que podría funcionar:
Lo corté a la medida del clip, con tan buena suerte que la parte de las letras quedaba por detrás. Sólo tuve que pegarlo con pegamento instantáneo, y este fue el resultado:
¿Qué os parece? Yo creo que es un buen apaño para salir del apuro hasta que consigáis otro tirador, o incluso otra cremallera. Al final, mi marido no me dejó cambiar la cremallera porque decía que le encantaba la "solución Pecosa". Y mi ego por las nubes, claro.
Antes del clip, pensé en utilizar un abalorio de un collar que tenía el tamaño adecuado, y encima, era marrón:
El inconveniente es que el alambre era muy endeble, y rompió a la segunda subida de cremallera. Yo creo que esta alternativa iría bien en una que sea más ligera.
¡Espero que os haya sido de ayuda! Nos vemos mañana.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada